Manifiestos sobre el futuro de los alimentos y las semillas

$450

De la Comisión internacional para el Futuro de los Alimentos y la Agricultura. Presidente Vandana Shiva.

76 pags. 14 x 20 cms. ISBN 978-987-9199-29-9

Hay existencias

SKU: 07 Categoría:

Descripción

La intención de estos Manifiestos es ofrecer la síntesis del trabajo y de las ideas de cientos de organizaciones en todo el mundo, además de los miles de individuos, todos en la búsqueda activa de invertir la alarmante tendencia actual a la industrialización y globalización de la producción de los alimentos y las semillas.

“Distintas formas de agricultura local y comunitaria han alimentado a gran parte del mundo con éxito durante milenios conservando, al mismo tiempo, su integridad ecológica, y continúan haciéndolo en muchos lugares del planeta. Pero se la está rápidamente reemplazando por sistemas controlados por grandes empresas, con grandes medios tecnológicos, enfocadas en el monocultivo y orientadas a la exportación. Estos sistemas de propietarios ausentes están impactando negativamente en la salud pública, la calidad y la capacidad alimenticia de los alimentos, en los medios de vida tradicionales (tanto de la agricultura como artesanales) y en las culturas autóctonas y locales, a la vez que aceleran el endeudamiento de millones de campesinos y su alejamiento de tierras que, tradicionalmente, habían sido fuente de alimentación de comunidades y familias”. 

Aunque se incluyen críticas a las peligrosas direcciones emprendidas en la actualidad, el objetivo más importante es exponer una visión, unas ideas y unos programas prácticos que sirvan para asegurar que los alimentos y la agricultura sean cada vez más sostenibles social y ecológicamente. Y también para que la calidad y la seguridad de los alimentos y la salud pública estén por encima de las ganancias empresariales.

 

 

 

 

Se pueden construir sistemas de derechos y deberes que reconozcan tanto los derechos colectivos de las comunidades locales, como también la soberanía de las semillas, de los agricultores y la interdependencia mutua entre diversas culturas y países.

 

 

 

 

Todos los aspectos de la vida no deberían estar por más tiempo subordinados a las consideraciones del mercado global y al bienestar de grandes empresas de extensión mundial. En lugar de ello, debemos continuar un camino democrático de más salidas, algo que muchos están llamando ‘democracia viva’, sugiriendo así que el bienestar de todo tipo de forma de vida debe tenerse en cuenta.

Esperamos que estos Manifiestos sirvan como un catalizador que unifique y fortalezca el movimiento hacia una agricultura sostenible, una soberanía en los alimentos, la biodiversidad y la diversidad agrícola y que, de esta manera, permita aliviar la pobreza y el hambre en el mundo.